PROPIEDADES DEL CACAO

 

Cóctel de beneficios en un solo fruto.

El Cacao es uno de los alimentos más ricos y completos que la naturaleza nos ofrece. Sus beneficios eran ya bien conocidos por los antiguos pobladores de Centroamérica, que los utilizaban como medicina y alimento energizante.

Recientemente se ha evidenciado que los flavonoides del cacao y sus derivados presentan una gran variedad de acciones beneficiosas que podrían ser de utilidad para mejorar el funcionamiento vascular y así prevenir o atenuar el desarrollo de hipertensión, disminuyendo el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidentes cerebro-vasculares y enfermedades degenerativas.

Eso se debe a que el cacao es un fruto rico en polifenoles, abundantes también en la soja, los cítricos o los frutos rojos, principalmente del grupo de los flavonoides, conocidos ya en el té verde, el vino tinto o la granada.
Dichos flavonoides, junto con otros componentes del cacao, realizan:

• Acción antioxidante protectora frente a los radicales libres y frente a otras partículas degenerativas, previniendo así la oxidación de las LDL. Si el LDL se oxida, la arteria se endurece y la placa se adhiere a ella.

• Modulador de la homeóstasis vascular, inhibiendo la agregación plaquetaria en las arterias, es decir, dificultando la formación de trombos.

• Estimulante de la producción de óxido nítrico, gas que en el interior de las paredes arteriales relaja y ensancha las arterias, lo que permite el fácil flujo de la sangre y la menor presión sanguínea.

• Actúan sobre los vasos sanguíneos que, dilatados, hacen aumentar el flujo de sangre al cerebro. De allí un aumento del oxígeno y de los azúcares permitiría al cerebro trabajar mejor

• Aumenta los niveles de HDL (“colesterol bueno”), necesario para contrarrestar el LDL.

• Disminución de la producción o los efectos oxidantes a causa de radicales libres, lo que implica mejora de la piel.

• Previene el envejecimiento prematuro y modera los síntomas de la menopausia.


Dos cucharadas de cacao natural tienen más capacidad antioxidante de cuatro tazas de té verde, 1 taza de arándanos o un vaso y medio de vino tinto.

Los antioxidantes protejen a nuestras células de la acción de las moléculas dañinas llamadas radicales libres, formadas por oxígeno en forma inestable. Este daño se cree que es una causa en origen de muchas enfermedades crónicas. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres.

Los radicales libres son un elemento natural, pero a medida que envejecemos los antioxidantes naturales "oxidan" y por tanto degeneran nuestro cuerpo. La mejor manera de contrarestar la oxidación es reccargar nuestras pilar de antioxidantes a través de la dieta.

 

 

¿QUÉ NOS APORTA EL CHOCOLATE?

 

Minerales y Vitaminas

Bueno para todo.

El cacao contiene los mismos nutrientes de otros alimentos vegetales, entre ellos minerales y antioxidantes pero, además, el ácido oleico, grasa monoinsaturada como la del aceite de oliva y fuente de omega 3, que representa una tercera parte de las grasas del chocolate, algo sumamente importante a la hora de valorar la alta calidad.

Las semillas de cacao proporcionan valor nutritivo y por lo tanto deberían ser llamadas "superfruta".

Estudios científicos han comparado el cacao con las denominadas "superfrutas" como el açaí, el arándano, arándano rojo y la granada.

Los resultados demostraron que la capacidad antioxidante del cacao era significativamente mayor que la del arándano, el arándano rojo y la granada. El contenido total de flavonoides del cacao era significativamente mayor que el de todas las otras frutas estudiadas.


El chocolate contiene fosforo, magnesio, hierro, potasio, calcio, zinc, cobre, manganeso, vitaminas A, B1, B2, B3, C, E, acido pantoténico, tiamina y riboflavina, cafeína, teobromina y taninos, antioxidantes naturales, etc.

100 gramos chocolate negro al día aportan:

20%CDR Hierro
33%CDR Magnesio
27%CDR Potasio
30%CDR Fósforo
25%CDR Cobre
13%CDR Calcio
*CDR: cantidad diaria recomendada


Además, el cacao puro contiene otra serie de principios activos que resultan muy beneficiosos:

• Contiene feniletilamina, una sustancia natural que proporciona sensación de placer.

• Desarrolla serotonina que da un estado de calma y tranquilidad.

• Su teobromina proporciona euforia.

• Es rico en magnesio, un mineral que puede ayudar a aliviar los síntomas de su déficit, como calambres, retención de líquidos, fatiga, depresión e irritabilidad.

• Contiene cobre que es un mineral esencial que ayuda en la absorción de hierro y es un componente clave de las enzimas que forman la piel, fortalecer el colágeno.

• El potasio ayuda a prevenir accidentes vasculares

• El aporte de hierro ayuda a transportar el oxígeno desde los pulmones a los músculos y otros órganos.

Los últimos estudios que se están haciendo sobre el cacao van encaminados a demostrar que el cacao reduce la tasa de crecimiento de las células de cáncer de colon.

Otros estudios se centran en la relación entre el crecimiento de las células de cáncer de mama que se frena cuando se combinan con los flavonoides específicos. El cáncer es una enfermedad compleja y de múltiples facetas y muchos más estudios son necesarios para determinar si los flavonoides y otros compuestos en el cacao puede ser útil para reducir el riesgo de cáncer.

Otra de las líneas de investigación se dirigen a enfermedades que, como la artritis, tienen un origen autoinmune del cuerpo. Los flavonoides, en especial proantocianidina, que se encuentran naturalmente en el cacao pueden suprimir los compuestos que generan este tipo de respuestas inmunes en el cuerpo. Pero los ensayos están todavía en su inicio y no se ha terminado de demostar si el cacao puede ayudar a controlar las enfermedades crónicas como la artritis y las enfermedades auto-inmunes.

En resumen, el cacao ofrece un amplio conjunto de propiedades que se traducen en beneficios para nuestro cuerpo.

Potencia antioxidante que nuestro cuerpo agradece. El gran alimento cardiosaludable.

 

 

BENEFICIOS PARA TU CAPACIDAD INTELECTUAL

 

Los beneficios del chocolate para la salud física y psíquica, o más bien de los flavonoides y polifenoles que contiene, han sido demostrados en multitud de estudios. Sus propiedades antioxidantes, anticoagulación y antinflamatorias se asocian a la prevención de problemas cardiovasculares y al retraso del envejecimiento de la piel, además de convertir al cacao en uno de los remedios más eficaces contra la tos crónica. Una serie de beneficios a los que ahora se suma su capacidad para estimular la memoria de las personas mayores, según el estudio de un equipo de neurólogos de la Universidad de Harvard publicado en el último número de la revista Neurology.

Los prometedores resultados del estudio podrían contribuir a dar nuevos pasos en las estancadas investigaciones sobre la enfermedad de Alzheimer, según explica el profesor de la Universidad Johns Hopkins Paul Rosenberg en un texto anexo que acompaña la publicación. “Aunque el cerebro humano representa alrededor del 2% del peso corporal, éste consume más del 20% del oxígeno y la energía. Para satisfacer esta demanda neuronal, el flujo sanguíneo aumenta en el cerebro con el fin de producir glucosa”, explica el especialista. Un mecanismo conocido como acoplamiento neurovascular que, según añade, “podría jugar un rol importante en el caso de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer”.

Los estudios precedentes ponen el énfasis en los flavonoides para explicar los beneficios del cacao, pero en este caso se trata de otro componente aún sin identificarLa investigación se ha centrado tanto en la relación entre el acoplamiento neurovascular y las funciones cognitivas, como en el efecto del chocolate sobre esta. El resultado de la investigación demostró que los participantes (todos ellos con una edad media de 73 años y sin ningún síntoma de demencia) con disfunciones en el acoplamiento neurovascular experimentaron una significativa mejoría de sus funciones cognitivas después de tomar dos tazas de chocolate diarias durante un mes. Por el contrario, entre las personas sin ninguna disfunción de este tipo no se produjeron cambios.

Las conclusiones deben ahora revisarse y profundizarse con nuevas investigaciones, pero “es un paso importante para probar la relación causal entre el consumo de chocolate, las patologías neurovasculares y las disfunciones cognitivas”, según asegura Rosenberg.

 

Enfermedades sin cura, pero con posibilidad de prevención

Para estudiar el papel del los flavonoides, a los que se atribuyen numerosos efectos positivos, los investigadores también ofrecieron a los participantes un tipo de chocolate al que se había extraído esta sustancia. El resultado fue equivalente, sin apreciarse diferencias de ningún tipo. “Todos los estudios precedentes ponían el énfasis en los flavonoides para explicar los beneficios del cacao, pero en nuestro caso tiene que tratarse de otro componente”, explica Farzaneh Sorond, coordinador del equipo de investigación. Unos componentes que tratarán de identificar en futuros estudios.

Las próximas líneas de investigación también estarán orientadas a desarrollar medicamentos preventivos contra el deterioro cognitivo, así como de tratamientos para luchar contra la enfermedad de Alzheimer o cualquier otra patología neurodegenerativa. 

 Fuente: www.elconfidencial.com